Glándula Pineal o Tercer Ojo


GLANDULA PINEAL O TERCER OJO.

Los seres del planeta Tierra nacen con la glándula pituitaria activada, ya que ella pertenece a su proceso evolutivo. Las glándulas rima y pineal se desarrollarán a medida que los seres-pensamientos vayan elevando y transformando sus cristales triangulares. Cuando el ser va acumulando conocimiento planetario, lo absorbe a través de su glándula pituitaria y lo distribuye en las tres primeras zonas del cerebro.

Una vez que llega a un desarrollo de evolución, la glándula activa otra —llamada glándula rima— que se encuentra en la parte frontal del cerebro. Esta glándula trabaja para que el conocimiento sea entendido, analizado, sopesado y distribuido en las diferentes zonas, según la elevación que le corresponde. Cuando la glándula rima es activada, ha formado, conjuntamente con la glándula pituitaria, un triángulo plano de conocimiento y entendimiento. En estas condiciones, las dos glándulas estarían trabajando solo para la evolución de ese ser. Para entrar en la elevación, él deberá activar la glándula pineal. Para ello, tendrá que acumular muchas experiencias y vivencias en sus energías-pensamientos, las cuales moldearán su esencia. Estos cristales girarán en círculos formando una espiral y levantarán el triángulo por la fuerza de su rotación, hasta llegar a la glándula pineal, que se activará lanzando los cristales a otros planos y dimensiones.

Dependiendo de su elevación y contenido, la glándula pineal podrá absorber los cristales universales. Estos comenzarán a alimentarlo a través del cordón umbilical que él mismo formó. Una vez activada la glándula pineal, el circuito lid ramifica sus filamentos y une los circuitos cerebrales con los núcleos de las zonas, envolviendo con ellos el dinamismo activo de los cristales. Este circuito trabaja conjuntamente con el estado anímico y psíquico del hombre: si él se encuentra en buena forma, redundará automáticamente en la expresión interna y externa de su vida y entorno. En estas condiciones, la energía-hombre se desarrollará con estabilidad, bienestar, salud y larga vida, porque las energías de su trilogía trabajarán en un alto nivel de prolongación celular. Somos la dimensión sublime. Somos la mente, ideas y pensamientos. A medida que ustedes entiendan la función cerebral universal, podrán comprender la función de todos nosotros y de nuestra realidad. Solo así comprenderán quiénes somos, dónde estamos y para qué existimos.



Significa que las tres glándulas deberán trabajar conjuntamente:
La glándula pituitaria
La glándula rima
La glándula pineal

Estas tres glándulas, trabajando unidas, traerán como resultado el despertar de un circuito llamado en el universo circuito lid. Este se encargará de unir otros circuitos, formándolos en uno solo llamado alianza circular. Al llegar a este punto, el ser formará su triángulo y este le permitirá entrar al conocimiento universal. Creó su unión y su enlace. Con ello, la punta del triángulo se abrirá, emanando energías-pensamientos cristalizados en forma de triángulos. Ellos saldrán de la glándula pineal formando un cordón-umbilical mental que permitirá al ser comunicarse con otras realidades; eso se realizará por merecimiento y trabajo mental espiritual.

En pocas palabras, para pasar de plano en plano, primero se nace en el plano mental y luego materialmente. Para que el ser-pensamiento pueda albergarse en un plano superior material que lo reciba y lo acoja, debe haberlo merecido gracias a su esfuerzo y dedicación. Solo así el ser podrá trascender y elevarse a otras realidades de existencia. Una vez abierto el triángulo y formado el cuadrado, el ser estará preparado para encarnar en otros planos de vida. Deberá pasar por todos los planos existentes de la Dimensión Primaria, hasta llegar a perfeccionar el cuadrado. Cuando lo logre, podrá pasar a la siguiente dimensión.

Cuando su energía-pensamiento tome la forma cuadrada, aumentará una Cuarta Visión llamada circunferencia. Su mente se ampliará, y con ello, también su conocimiento y entendimiento, los cuales abarcarán una visión global del universo.Al pasar de plano en plano, el ser va desarrollando el cuadrado a través de miles de experiencias y vivencias que lo ayudan a pulir las puntas del cuadrado. De esa manera formará el hexágono, que adquiere otros ángulos de visión: la profundidad y la inmersión. Continuando el camino de evolución y elevación, el ser llegará a la Dimensión Regular. El hexágono abrirá también sus puntas, dejando entrar la sabiduría. Esta es simbolizada por el octógono, o sea, el número 8, que significa infinito.

Este circuito despierta cuando las tres glándulas: pineal, pituitaria y rima, comienzan a trabajar conjuntamente y en armonía. El triángulo es activado, los cristales-nimeos, grabados en alta frecuencia vibratoria, son captados por la pineal, que los absorbe de planos superiores. Esta glándula los ordena, clasifica y distribuye dentro del cerebro; dependiendo de la fuerza del deseo, los colocará en el lugar que les corresponde. El circuito lid se encuentra distribuido en las nueve zonas del cerebro, trabaja en conjunto con las glándulas, que lo necesitan para saber dónde, cuándo y por qué los cristales-pensamientos deben ubicarse en tal o cual zona. Estos cristales serán distribuidos por el circuito lid para que la energía material, síquica y mental se alimenten correctamente, y también para que el lado derecho e izquierdo del cerebro se alineen equilibradamente.



Extraído de: EL SER UNO: LIBRO 1. Los Arcanos de Thot.

No hay comentarios:

Publicar un comentario